Skip links

Educación al Usuario

“Contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de la población dentro del ámbito de su competencia, administrando eficientemente el Servicio de agua potable, recolección final de las aguas servidas y excretas de la Ciudad, propiciando la preservación del medio ambiente, procurando la satisfacción global e implementando las oportunidades de negocio, que posibiliten el desarrollo sostenido local y regional”, que es un eje fundamental para el servicio que prestan a los pobladores de la ciudad de Huacho, Hualmay, Végueta, Sayán y parte de Santa María, que suman a casi 25 mil usuarios.

La fuente que abastece de agua, a la ciudad de Huacho son las galerías filtrantes en Vilcahuaura y cuenta con el apoyo de pozos tubulares; la infraestructura existente está en capacidad de atender la demanda aunque con algunas limitaciones, en algunos pozos el agua es muy dura, en otros están perdiendo la capacidad de captación, las redes en general se van deteriorando con el paso del tiempo, que ocasionan pérdidas de agua, entre otros.

En cuanto al alcantarillado, los porcentajes de población atendida alcanzan a algo más de la mitad del área urbana, descargando los colectores al río Huaura y directamente al mar. Esta situación, que está siendo contemplada por la nueva gestión, con sólo algunos meses en la administración, ya se encuentra en el proceso de mejoramiento de los servicios de la infraestructura sanitaria, y como ya es conocido, el mejoramiento de la infraestructura sanitaria debe ir acompañado de la educación sanitaria para un cabal uso de los mismos. Es así que el Programa de Educación al Usuario se encuentra ante el reto de apoyar, orientar, educar y motivar a la comunidad usuaria, en los temas pertinentes a la gestión de los servicios como son el adecuado uso del agua potable, es decir el ahorro del agua potable, el buen uso de los desagües, el cuidado del medidor domiciliario, la lectura de los recibos de pago mensual, e incluso los temas de educación sanitaria, como el correcto almacenamiento del agua para que no pierda su calidad de potable, de segura y no ocasionen enfermedades gastrointestinales y dérmicas tan frecuentes en nuestro medio. Toda esta temática se congrega en la hoy llamada la Nueva Cultura del Agua. La Nueva Cultura del Agua fundada en los principios de equidad, solidaridad, sustentabilidad ecológica social, económica y gestión democrática, será el principio rector de este Programa Educativo, de tal forma que permita ofrecer e intercambiar información y conocimientos sobre el recurso agua, apuntando a crear conciencia sobre la realidad del agua en la ciudad, en el país, en el mundo, reconociendo que en el planeta sólo se dispone entre el 3 al 2.5% de agua dulce y de ella el 1% es consumible, a decir de los entendidos, una equivalencia que gráfica lo indicado : “ Si toda el agua de la tierra la pusiéramos en un balde, el agua dulce que puede ser aprovechada por los seres vivos equivaldría a lo que cabe en una cucharadita de té”. El acercamiento al tema, el accionar protagónico de los usuarios en la realidad del sector del agua y saneamiento, en especial de la ciudad de Huacho, llevará a la sensibilización anhelada y a la corriente de opinión favorable para el adecuado uso de los servicios sanitarios y de los componentes que implican.

Objetivo General

Propiciar una corriente de opinión favorable sobre la importancia de los servicios de agua potable y alcantarillado para el bienestar de las personas, a través del desarrollo de programas educativos con los usuarios (actuales y potenciales) a fin de involucrarlos en la nueva cultura del agua.
Objetivos Específicos

Sensibilizar a la población en el adecuado uso de los servicios de agua y alcantarillado, y sobre la importancia del agua por ser fundamental para la vida.
Promover la participación de los usuarios en el uso eficiente y ahorro del agua.
Mantener informados a los usuarios sobre los diversos temas de los servicios que presta la EPS Aguas de Lima Norte S.A.
Difundir el Programa de educación al usuario en la población